jueves, 16 de septiembre de 2010

CON PENA Y CON GLORIA

Debo reconocerlo, me he hecho fan de las columnas de los miércoles que Ángela Becerra publica en el periódico gratuito ADN…

Columnas con sentimiento, cotidianas como la vida misma, columnas que sirven de analgésico para el alma, son lecciones prácticas de vida que todos deberíamos memorizar en nuestra parte más íntima para interiorizarla, hacerla nuestra, y renacer como el ave fénix de nuestras cenizas en los momentos en que todo se ve un poquito oscuro…

Así es mi rutina de los miércoles, sueño, mucho sueño, pereza, noche oscura todavía, tren, amanecer en el horizonte, periódico ADN y lectura de la columna de Ángela Becerra…

Os dejo con ella por si no pudisteis leerla….

DISFRUTADLA!!!!!






15 de Septiembre de 2010 Ángela Becerra


Con pena y con gloria


No comas con la boca abierta, no pongas los codos sobre la mesa, no hables con la boca llena, no te metas el dedo en la nariz, no grites, no llores, no te enfades, no sufras… no, no, NO. Crecemos cargados de prohibiciones; prohibiciones que de no ser entendidas, y en algunos momentos transgredidas, acaban convirtiéndose en grilletes que no son otra cosa que miedos. La vida misma representa un riesgo y cuanto más deseemos vivirla de verdad, más riesgos tendremos que asumir. De los miles de riesgos que podemos experimentar a lo largo de nuestra existencia, el mayor de todos, sin lugar a dudas, es el de crecer. Pasar de la niñez a la adultez.


Cuando eliges vivir y desarrollarte, estás eligiendo cambiar, experimentar y equivocarte. Momentos de grandes alegrías y, con toda seguridad, momentos de grandes tristezas y frustraciones. La experiencia sólo se coge cuando asumes riesgos. El desarrollo, en cualquier dimensión, implica tanto la tristeza como la alegría. Pretender sólo caminar la senda de la "felicidad" te lleva a no saber asumir una frustración como algo tan lícito y digno como la realización. Si sólo queremos vivir los momentos buenos, podemos perdernos el goce de madurar y ser más plenos y sabios. Porque, digamos lo que digamos, siempre de lo malo se aprende.Que cuando nos vayamos no digan otros: "Vivió sin pena ni gloria".


La vida hay que vivirla embadurnándonos de experiencia: con pena y con gloria.

4 comentarios:

Esther dijo...

Un poco exagerado no? yo creo que los noes de nuestros padres son necesarios y no crean frustración, la frustración es más bien para aquellos que no les prohibieron nada de pequeños y crecen desbocaos y cuando llegan a la edad adulta se dan cuenta de que no es tan facil, que uno no siempre se sale con la suya.
Por otro lado crecer no es un riesgo sino una virtud. El que no crece malo. Y sí que es verdad que hay muchos por ahí que se quedarón en los 12 o 13 años y no pasaron de ahí..en lo que sí estoy deacuerdo es en que en esta vida hay que pringarse y no pasar por ella de puntillas, que los demás noten que estás ahí, pero sin hacer daño a nadie claro.
En fín, q me enrrollo mucho.
Que paseis buen día

Anónimo dijo...

I have just added this post to faves.com :)

Anónimo dijo...

This is very fine web site, thank you and look at that [url=http;//ciufcia.pl]gry dla dzieci[/url]

Anónimo dijo...

top [url=http://www.c-online-casino.co.uk/]casino online[/url] hinder the latest [url=http://www.realcazinoz.com/]realcazinoz.com[/url] manumitted no consign bonus at the chief [url=http://www.baywatchcasino.com/]online casino
[/url].